El síndrome postvacacional ante la vuelta a la rutina: 10 claves para afrontarlo.

 - Post Sept 1 Foto

¿Se acabaron las vacaciones y sientes tristeza, irritabilidad, ansiedad, insomnio, falta de motivación, cansancio, falta de concentración, etc.? Probablemente padezcas el llamado síndrome postvacacional.

¿Cómo reducir estos síntomas ante la vuelta a la rutina laboral?

Tras este paréntesis de ocio, descanso y serenidad, volver al mundo laboral puede resultar costoso hasta adaptarse de nuevo.

En PositivArte, queremos ayudarte a afrontar la vuelta al cole y al trabajo con una actitud positiva y constructiva para que estos síntomas duren lo menos posible.

Te ofrecemos una serie de claves (que iremos desarrollando a lo largo de la semana) para que te resulte más fácil volver a la rutina después de las vacaciones.

  1. No le des demasiada importancia a estos síntomas. Se trata de un malestar pasajero propio de los primeros días que desaparecerá espontáneamente (entre cuatro y siete días de media aproximadamente). Simplemente necesitamos un periodo de adaptación. Es cuestión de actitud y tiempo.
  2. Realiza una transición antes de volver al trabajo. Déjate un tiempo de adaptación, volviendo poco a poco a la rutina. En el próximo post, desarrollaremos este punto.
  3. No pretendas resolver todo el trabajo acumulado el primer día de incorporación. Intenta repartir la carga de trabajo y los temas pendientes en un plazo razonable y con metas realistas. Cada cosa a su tiempo. Aprende a decir ¡No!. Pon límites y frena las exigencias e impaciencias de los que te rodean (o de ti mismo).
  4. Ten una dieta saludable. Es fundamental para sentirte bien. Reduce la ingesta de bebidas excitantes (té, café, etc.), desayuna y no te saltes ninguna comida.
  5. Haz ejercicio. El ejercicio contribuye a disminuir los niveles de estrés y ansiedad. Además, el estado de ánimo mejorará debido a las endorfinas liberadas durante el ejercicio.
  6. Descansa lo suficiente. Acuéstate a horarios regulares e intenta dormir un mínimo de siete horas. Es recomendable dormir más horas los primeros días de incorporación al trabajo.
  7. Organiza actividades de ocio Prolonga las vacaciones disfrutando de los largos días de verano. Una vez incorporado, mantén los pequeños placeres que te resultaban gratificantes y satisfactorias haciendo alguna actividad parecida a lo que hacías durante las vacaciones.
  8. Saca el lado positivo de la vuelta al trabajo. Piensa en los aspectos positivos que conlleve este periodo. Te daremos algunos ejemplos en un próximo post.
  9. Márcate objetivos realistas, sencillos y alcanzables. Inicia nuevas actividades, proyectos para el crecimiento personal y/o laboral. Ponte metas, intenta mejorar algún aspecto de tu vida. Esto te estimulará y te ayudará a estar contento y mantener la motivación y la ilusión. En el último post de esta serie, te enseñaremos cómo alcanzar tus metas.
  10. Aprende a manejar el estrés y reducir la ansiedad mediante técnicas de relajación, meditación, mindfulness, yoga, etc.

Como ves, estos truquillos son sencillos y fáciles de llevar a cabo y te ayudarán a tener un retorno al trabajo más placentero.

Anda animo que ya no queda nada para las navidades 😉

Emilie RIVERA.

(Psicóloga, Coach y Especialista en Psicología Positiva)

-admin 1 septiembre, 2014