Plantando semillas: recursos de Thich Nhat Hanh contra las burlas y el acoso escolar

Libro plantando semillas-mindfullness-positivarte

Queridos amigos, aquí os dejo la transcripción de dos textos incluidos en el genial libro de mindfulness para niños Plantando semillas, escrito por Thich Nhat Hanh y la comunidad de Plum Village, que nos habla en concreto de las burlas que recibimos y el acoso escolar. Aunque sea un texto planteado más bien para niños y adolescentes, creo que todos recibimos críticas, muchas injustas y crueles, y me encanta poder compartir esta maravilla con vosotros: el tener un camino, una práctica, ante los ataques o diversas formas de daño que recibimos, así como el ejemplo de autocuidado y de desarrollo de la comprensión y compasión en nuestro interior. Como dice el gran maestro Thay, “paz en nosotros, paz en el mundo”. Espero que estos pedazos de su sabiduría nos sirvan a todos para ver lo que realmente es, y poder seguir siendo frescos, alegres y sólidos aún en momentos difíciles.

Un abrazo y muchos lotos para tod@s. ¡¡Espero que os guste mucho¡¡ Es muy emocionante!!

 

SÓLIDO COMO UNA MONTAÑA

Terry Cortes-Vega, maestra de escuela (Estados Unidos)

El maestro de Dharma Chan Huy se sienta, en nuestro retiro de fin de semana, ante más de sesenta adultos y seis niños, de entre 2 y 14 años.

  • Sentaos, por favor, junto a mí – dice sonriendo Chan Huy, dirigiéndose a los niños.

Y cuando estos, entre saltos y risas, se congregan en torno a él en la tarima, les pregunta:

  • ¿Cómo estáis hoy?
  • ¡Ha nevado! – le informa de modo entusiasta Julia Kate, de 6 años.
  • ¿Y a eso le llamas nieve? – pregunta sonriendo Chan Huey -. ¡Pero si ha nevado muy poco!
  • ¡Pero aun así es nieve! – insiste ella-. ¡Yo he hecho una bola y se la he tirado a Alex!
  • ¡Muy bien! – dice Chan Huy, sonriendo a los niños-. ¿Queréis preguntarme alguna cosa?
  • Yo tengo una pregunta – dice suavemente Eliana, de 7 años.
  • ¿Dime, Eliana?
  • Quiero saber… – se detiene, dudando unos instantes, y luego prosigue- lo que haces cuando la gente se burla de ti por tu raza.

Plantando Semillas-Mindfulness-Positivarte

Chan Huy se queda mirando a la niña y se produce un largo silencio.

  • Estoy intentando recordar la última vez que alguien se burló de mí por ese motivo – dice finalmente.

Los niños permanecen sentados en silencio, mirándole a los ojos y esperando pacientemente su respuesta.

  • No recuerdo la última vez en que alguien se burló de mí por ese motivo – dice Chan Huy al poco-. ¿Cómo se burlan de ti los demás niños? – le pregunta a Eliana.
  • Así – susurra la niña, estirando la piel de las sienes de sus ojos achinados, mientras los adultos presentes sentimos un nudo en nuestros estómagos.
  • ¿Y qué haces cuando los niños se burlan así de ti? – le pregunta Chan Huy.
  • Trato de ignorarlos – responde ella -, pero no me resulta fácil.
  • ¡Hum! – Chan Huy hace una pausa y luego le pregunta-. ¿Y qué crees, después de asistir a nuestro retiro, que podrás hacer cuando los niños vuelvan a gastarte bromas por ese motivo?

Eliana piensa entonces unos instantes y lo mismo hacemos también los adultos. ¿Qué podría ayudar a esta hermosa niña? ¿Qué podría decirle yo que le sirviera? La sala se ve inundada por el silencio del corazón de los presentes buscando una respuesta.

Entonces los adultos toman una respiración profunda. A algunos se nos han saltados las lágrimas.

  • ¿Te gustaría cantarla ahora? – pregunta Chang amablemente.

Eliana asiente con la cabeza. Chang se suelta el micrófono de su chaqueta y lo acerca a los labios de la niña. Ella empieza a cantar, mientras los adultos la acompañan cantando en voz baja.

Sé una flor. Ayudar a los niños con las burlas y el acoso escolar

PREGUNTA DEL NIÑO: ¿Qué puedo hacer, querido Thay, cuando los niños se burlan de mí?

THAY: Hay muchas formas de practicar. Si eres un buen practicante, puedes dirigir tu atención a la respiración y sonreír sencillamente a la persona que se burla de ti. No tienes que enfadarte, sino que basta con mirar a esa persona y sonreír. Eso le mostrará que no han logrado su objetivo de enfadarte. De ese modo, aunque no digas nada, tu mensaje será muy claro (<<Estoy en paz y no voy a enfadarme>>), lo que, para él, también será una enseñanza muy interesante. Pero eso solo podrás hacerlo si antes has practicado. Cuando alguien hace algo que te molesta, debes  volver a prestar atención a tu respiración. <<Inspirando, sonrío. Espirando, estoy en calma.>> Mira a esa persona y pregúntate en voz baja: <<¿Por qué estará haciendo eso?>>. No es necesario que lo digas en voz alta. Solo tienes que mirar y sonreír a la otra persona para que, de tu interior, brote naturalmente la compasión. Entonces te darás cuenta de que la otra persona es infeliz, razón por la cual expresa su malestar a través de la violencia. Ya sabes que las personas felices no hacen infelices a los demás.

sembrando semillas-mindfulness

Así pues, cuando te sientas irritado, no digas ni hagas nada. Vuelve a ti, respira atento y dite: <<Inspiro y me siento en calma. Espiro y no voy a enfadarme>>. Sonríe como una flor y desarmarás a cualquiera. Entonces ellos aprenderán de t i. Conviértete en una flor.

¿Acaso deja de sonreír la flor cuando la provocas y la insultas? La flor sigue sencillamente sonriendo. Conviértete, pues, en una flor. Dite tú también, cuando alguien pretenda provocarte: <<Inspiro y me siento fresco como una flor. Espiro y me siento tan estable como una montaña>>. Dentro de ti hay una flor y una montaña.

Obviamente, todos nos sentimos heridos cuando alguien nos insulta. Eso es algo natural. Pero, si haces un buen uso de la flor y de la montaña que hay en ti, dejarás de verte afectado por lo que los demás digan. Cuanto antes empieces tu práctica, antes te convertirás en un gran practicante y antes podrás ayudar a otras personas, incluidos tus hijos y tus nietos.

¡Pero ser pacífico no significa, sin embargo, que no debas cuidar de ti o defenderte! Por supuesto que debes hacerlo. Es muy importante que hagas algo más que respirar tranquilamente si alguien te molesta o amenaza en la escuela. Estés donde estés, debes cuidar de ti y sentirte seguro. Es muy importante, pues, que te protejas, te dirijas a un lugar seguro y cuentes inmediatamente a un adulto lo que ha pasado. No dudes en pedir ayuda a cualquiera adulto en quien confíes.

-admin 30 mayo, 2016