Blue Monday o acerca de la importancia de responsabilizarse de la propia vida

Reflexión sobre la importancia de responsabilizarse de la propia vida para vivir feliz

Hoy es el tercer lunes del año, llamado “Blue Monday” y este lunes ha sido catalogado como el día más triste del año por el psicólogo Cliff Arnall.

¿En qué se basó para llegar a esa conclusión? Tomó en cuenta variables como el tiempo transcurrido desde Navidad y los propósitos de año nuevo, el clima, las deudas (regalos, cenas, lotería, ropa…), etc.

Pensamos que las circunstancias que nos rodean son la fuente de nuestra felicidad. Cuando estamos tristes o que algo nos enfada, nuestra tendencia natural es atribuir la causa de lo que se nos ocurre al entorno o a los demás. El frío no tiene el poder de hacerte sentirte triste.

Pensamos que nuestro bienestar depende de que nos sucedan cosas buenas y ninguna mala, pero esto es una ilusión. Las emociones negativas aunque incomoden, son necesarias. La verdadera felicidad no depende de lo que te encuentres en la vida, sino de cómo lo percibes, de cómo lo interpretas y de cómo decides reaccionar a ello.

Resulta fácil culpar a las circunstancias externas de nuestra infelicidad pero ¿de qué nos sirve?

Si quieres ser feliz, deja de responsabilizar a los demás y a las circunstancias de tu felicidad y empieza a tomar las riendas de tu vida.

De ti depende poner el foco de atención en lo negativo de este comienzo de año (el frío, volver a la rutina, al trabajo, a las responsabilidades, esforzarse para cumplir los nuevos propósitos, etc.) o atender todos los detalles positivos (tienes calefacción en casa, puedes compartir los buenos momentos de las navidades con tus compañeros de trabajo, tienes la oportunidad de cambiar y mejorar, etc.).

Si estás acostumbrado a fijarte solo en lo negativo sin tener en cuenta todo lo positivo, pues no me extraña que te encuentres triste.

Lo que apreciamos, lo que agradecemos, los temas de conversación, lo que compartimos con los demás, no son más que una elección.

Puedes crecer y mejorar tu calidad de vida pero eso sólo depende de ti, tú eres el director de tu vida. La felicidad está en tu interior.

Te invito a que empieces hoy a responsabilizarte por tu propia vida, eso incluye: tus pensamientos, tus sentimientos y tus acciones. Es una labor que requiere esfuerzo y trabajo personal, no existe ninguna pastilla mágica para ser feliz pero nosotros podemos ayudarte en este camino a través del Coaching.

Y claro está que si tu “Blue Monday” se convierte en meses más grises, siempre puedes pedir ayuda a nuestros psicólogos.

Pero mientras, puedes empezar haciendo una lista de 50 cosas por las cuales estas agradecido. No esperes a perder algo para aprender a valorarlo.

Empiezo yo lista para inspiraros y os dejo continuarla 😉

  1. Tener un techo sobre mi cabeza…
  2. Tener calefacción
  3. Mi cama calentita con mis dos nórdicos
  4. Mi abrigo que me protege del frío
  5. Abrir el grifo y que salga agua
  6. Una buena ducha caliente por las mañanas (¿Se nota que soy friolera? :P)
  7. El aroma del jabón
  8. Tener alimentos en abundancia
  9. Que al pulsar un interruptor se encienda la luz
  10. El olor a café por las mañanas  que invade toda la casa
  11. Poder pasear por las calles sin ningún problema de seguridad
  12. Internet y su fuente interminable de información
  13. El metro que me lleva al trabajo
  14. Tener gente que me ama incondicionalmente
  15. Reír (somos los únicos seres en el mundo dotados de esa gran capacidad)
  16. El sol
  17. […] os toca 😉

Me despido con un cuento…

Llegaba un joven a un pueblo y en la entrada vio a un anciano sentado junto a un pozo y le preguntó: «Perdone señor, yo nunca he venido por estos lugares, ¿cómo son los habitantes de este pueblo?». El anciano le respondió con otra pregunta: «¿Cómo son los habitantes de donde tú vienes?«. «Egoístas y malvados, por eso estoy contento de haber dejado mi pueblo», respondió el viajero. «Pues así son también los habitantes de este pueblo«, dijo el anciano.

Poco después, otro viajero se acercó al anciano y le hizo una pregunta: «Señor, es la primera vez que estoy aquí, ¿cómo son los habitantes de este pueblo?«. El anciano le respondió con otra pregunta: «¿cómo son los habitantes de donde tú vienes?«. “Son buenos generosos, hospitalarios, honestos y trabajadores. Por eso me ha costado tanto dejarles”, respondió el joven.  “También son así los habitantes de este pueblo” respondió el anciano.

Un pastor que estaba dando de beber a su rebaño de ovejas, contempló la escena y extrañado se dirigió al anciano, diciéndole: «¿Cómo puedes dar dos respuestas distintas a la misma pregunta hecha por dos personas diferentes?«.

Mira, venerable pastor -respondió- cada uno lleva el universo en su corazón. Quién no ha encontrado nada bueno es su pasado, tampoco lo encontrará aquí, pero aquel que tenía amigos en su pueblo encontrará aquí también amigos leales y fieles. Las personas “son” lo que encuentran “dentro de sí mismas” y encuentran siempre lo que desean encontrar.

Emilie Rivera.

(Psicóloga, Coach y Especialista en Psicología Positiva)

-admin 19 enero, 2015